10- Regalos inesperados

El tío de la grua se ha sorprendido mucho cuando me ha visto tomando el Sol en la furgo descalza, con los pies saliendo por la ventana, escuchando música, y tan relajada…
El Yoga me ayuda a tomarme la vida tal cual viene… a sonreír y a ver una oportunidad de parar y relajarme en un reventón en un polígono perdido.
Iba a trabajar y no he llegado tarde… Gracias a Jordi por hacerme el relevo y llegar justo a tiempo.
Si es que cuando te relajas todo fluye.

Soy Carlota Sala Rabassa, la maternidad supuso una revolución en mí y en mi familia. Desde que llegó mi primer hijo, nuestra vida empezó un nuevo camino. Soy madre de cuatro niños maravillosos, de 13, 11, 8 y 3 años, ellos son el motor del cambio y del retorno a la vida consciente. Vivimos en medio de la naturaleza y mis hijos no van a la escuela. Soy practicante de Yoga y de la vida, tallersita y conferenciante sobre educación consciente.

¿Te apetece comentar?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.