mudo la piel

Mudo la piel.
Otra vez.
La vida no descansa, no se detiene,
y aunque miraba hacia otro lado,  el camino se ha ido haciendo
tras mis pasos.
Parpadeo.
Es suficiente,
abro los ojos, los cierro
y
otro escenario.
El pelo crece aunque no lo mires… lo mismo pasa con el alma, sigue su camino aunque estés perdida entre nuves virtuales, ilusiones mentales y deseos de otros.
La información se hace visible a velocidad de la luz, miras atrás y ya no ves lo mismo que acabas de vivir.
La vida no descansa, no se detiene.
La verdad siempre se revela ante los que quieren saber, cuando creen que ya saben.

Soy Carlota Sala Rabassa, la maternidad supuso una revolución en mí y en mi familia. Desde que llegó mi primer hijo, nuestra vida empezó un nuevo camino. Soy madre de cuatro niños maravillosos, de 13, 11, 8 y 3 años, ellos son el motor del cambio y del retorno a la vida consciente. Vivimos en medio de la naturaleza y mis hijos no van a la escuela. Soy practicante de Yoga y de la vida, tallersita y conferenciante sobre educación consciente.

¿Te apetece comentar?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *