9- Punta Cana

La vida se revela una y otra vez ante ti.
No cierres los ojos.
No te dejas? Vívela, vive…
La estás representando y sin luz no hay vida, no hay armonía, busca la luz de entre las tinieblas, la ves? Eso es vida? la del mojito en la playa de Puntacana, dejando el sudor en la arena? Explendido y amoroso atardecer que no te deja ver la realidad porque ya vuelves a soñar en vez de mirar, ves o crees que ves?
Sueña, observando el sueño donde duele, donde goza, donde está la verdad escondida entre matorrales que plantas una y otra vez en el escenario del paisaje con luna llena con ritual de manual y olor a incienso.
Vive sin eso y sin nada a ver qué pasa? Estas aquí ¿ahora? O estas donde crees que es el aquí y ahora?
No entiendes, no sabes, y eso es la autenticidad, esa de la que ya no se sabe la definición porque ya hace mucho que no aparece, es como cuando la realidad te abofetea con una sonda directa a la conciencia.
Un segundo, un instante de saber que no sabes, de observar desde el vacío, des de la inmensidad de la presencia.
Dónde estoy te preguntas? Dónde he ido?
Duermes… no puedes, lo intentas… te das la vuelta pero te caes, porque ya no hay cama, ni colchón, ni suavidad de sábanas pegadas al olvido eterno de la realidad valiente.
Donde estoy?
Qué es esto?
Esto es aire, esto es vida, esto es amor… cómo lo sientes, por primera vez?
Lo bonito de esta vida es que constantemente lo olvidas, te evades y vuleves a la telaraña. Estás de suerte, vas a sentir el amor por primera vez varias veces.
El cerebro es la clave, no el corazón, quien te lo ha dicho? Estas seguro? Lo has visto, sentido, experienciado?
Este es un verbo… experienciar: diferente de experimentar. Experimentas con intención, juicio y  control. Experiencias sin querer, sin previoaviso, desnudo y en libertad. Y no esa libertad con olor a aprendizaje,  ni a crecimiento personal…
Qué va primero el aprendizaje o el dolor. Ese dolor que no es dolor pero que alguien decidió llamarlo así y decidió que el dolor dolía y desde entonces nos lo hemos creído y así estamos creciendo: doloridos.
Punta cana está muy bien, me gusta, me hace sentir libre aunque no lo sea. 

2 comentarios sobre “9- Punta Cana

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s