55- La soledad

Hoy ya estamos cansados, empezamos a manifestarlo, pequeños conflictos, dolores de barriga, desacuerdos tontos… Sutilemnte los niños expresan la añoranza. Yo también. Vuelve esa sensación de soledad profunda, aquella que reaparece de tanto en tanto desde ya ni recuerdo, y vuelve la necesidad de evadirm para no sentirla, pero no puedo, no tengo tiempo, los niños no me lo permitesn y el yoga tampoco… y me incade lentamente… la observo pero… quiero huir… me enfado, me enrabio… quiero mirar a otro lado y allí m encuentro una frase, que aprece para hacer magia:

“Antes de cerrar la herida, comprueba que no te has dejado el dolor dentro.”
(Benjamín Prado)

y de repente pienso… dejala que salga… y después ya cerramos con calma y en compañía.

Un comentario sobre “55- La soledad

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s