MATERIALIZACION DE UN SUEÑO

Hace muchos años que Jordi y yo soñábamos con una furgo! para viajar, para dormir, para transportar, para llevarnos por el mundo con nustros hijos, primero con dos y luego con tres.
Cuando nació Auró el sueño se convirtió en necesidad, 5 de familia requiere mucho espacio… o quizás no tanto. Pero a nosotros nos urgía cada vez más… pero no llegaba… la ansiedad crecía…
No creíamos que pudieramos pagarla, que nos mereciéramos una furgo casi nueva (pensábamos que mejor una destartalada y ya veremos como nos lo montábamos…), no creíamos que fuera el momento…(por la cisis), y un sinfin de no creer…
Estuvimos a punto de renunciar al sueño tantas veces…

Pero un día por muchos motivos entrelazados y ninguno en particular, CREIMOS! creímos que era posible. Y lo creímos los dos a la vez! Algo había cambiado en nosotros… nos dijimos: venga, va! porqué no?
Nuestras circunstancias no habían cambiado… no teníamos un trabajo nuevo que garantizara nada, ni nos había tocado la loto ni teníamos una herencia de nadie… simplemente sentimos que podíamos hacerlo.
Entonces apareció la furgo “ideal” y apareció la forma de pagarla… antes habíamos maquinado, desde la mente pensante mil formas de hacerlo pero no encontrábamos la manera… (o la fuerza). Una vez tomamos la decisión hubo muchas dificultades porque los miedos nos hacechaban y las dudas nos acompañaron desde el momento que dijimos sí! pero la balanza se inclinaba poderosamente hacia el Sí podemos! la confianza y la ilusión podían con el miedo que había ganado tantas batallas anteriormente…
Y aquí está “laBlu” nuestra furgo, la que nos acoge a todos cómodamente (incluidos los patinetes y bicis), la que nos lleva de aquí para allá y la que abraza nuestros sueños algunas noches de acampada…
Estamos felices, estamos brillantes y no por tener una furgo nueva… porque hemos materializado un sueño y sabemos con certeza, ahora sí, que somos nosotros los creadores de nuestra realidad…
y eso a parte de hacernos sentir poderosos nos encanta y nos dibuja una sonrisa floja a Jordi y a mí, como recién enamorados!
Jordi t´estimo i m´encanta mirar al meu costat i veure´t!!!

Soy Carlota Sala Rabassa, la maternidad supuso una revolución en mí y en mi familia. Desde que llegó mi primer hijo, nuestra vida empezó un nuevo camino. Soy madre de cuatro niños maravillosos, de 13, 11, 8 y 3 años, ellos son el motor del cambio y del retorno a la vida consciente. Vivimos en medio de la naturaleza y mis hijos no van a la escuela. Soy practicante de Yoga y de la vida, tallersita y conferenciante sobre educación consciente.

0 Comentarios

¿Te apetece comentar?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *