100

Aqui acaba el repte! No és casualitat que va començar un dia que el Jordi marxava i acaba un dia que el Jordi torna…
LLegir les petites senyals i casualitats de la vida m’obre a un món nou, màgic, em connecta al saber profund que no controlem res, tot i que ho creiem, que hi ha un equilibri estrany que no mantenim nosaltres, sinó que en formem part. Fluir amb aquestes senyals, a vegades contraries a la raó, és fluir amb la vida.
Fa 100 dies vam començar aquest repte i s’ha convertit en un mirar cada dia, en un reflexionar diari, i en un compartir amb vosaltres, la nostra vida.
Com quan acabo una quarentena, em quedo amb la sensació de satisfacció, d’aprenentatge, i sobretot de llibertat, perquè entens, sempre, que l’aprenentatge no està en el que fas sinó com ho vius i des d’on ho fas.
Jo escullo com, amb quina actitud i amb quina intenció i si ho faig gaudint, somrient, amb amor, obligada, patint, competint… jo ho decideixo.
Totes les fotos i reflexions penjades han estat un recorregut per trobar aquest amor i aquesta alegria al fer les coses, siguin quines siguin, així és la única manera de poder sostenir-les durant el temps.

Així s’acaba aquest repte. Tot comença ara. Demà ves a saber què passarà.

99- Volver…

Este paisaje me lo regala el cielo y el Sol antes de ponerse. Llegando a la ciudad, despues de un taller maravillos lleno de mujeres de la Tierra, con ganas de transformar el mundo des del Amor interior.
Me quedo con una frase que he dicho des de un lugar que sólo se abre en la magia de algunos momentos: el Amor está en ti.

 

98- Naturaleza

Nací y crecí en la ciudad. Mis padres también y mis abuelos también.
Crecí en una calle donde el espacio para coches era mucho mayor que el de las personas.
Hasta los 30 años viví en la gran ciudad.

Pero no dudo ni un momento que mis células guardan memoria ancestral de mis ante-antepasados en el monte. Como las de todos.
Vivir aquí despierta esa memoria poco a poco.
Aquí me siento en casa.
LLegan las vacas, lentamente, y estan. Y naturalmente me quedo embobada mirándolas, en presencia, sin pensar.
Como si hubieran estado ahí toda la vida y las acabara de descubrir.

97- Nos lo mercemos o somos egoistas?

Hoy reflexionabamos con la mamis sobre cuidarnos. Como, si nos sentimos merecedoras de este “cuidado” y amor hacia nosotras, encontramos los espacios, el apoyo y las herramientas… pero si sentimos que somos egoistas y que tendriamos que poder con todo sin invertir tiempo en cuidarnos… no encontramos ni 11 minutos al dia para estar con nosotras mismas, ni un momento para hacer pipi cuando toca, tiempo para cocinar sano y sabroso, los niños no nos lo permiten y nunca tenemos dinero para hacer cosas para nosotras.
Todo depende de nuestra actitud interior.
Tu te sientes egoista o mercedora?

95- Luna roja en mi.

Cómo cuesta desasociar recogimiento, cueva, introspección, cama, pijama, silencio, oscuridad con enfermedad, flojera, debilidad, enfermedad, fragilidad… Me siento más fuerte, más conectada y más entera en mi cuerpo que nunca, siento la oscuridad y el letargo con amor, necesito silencio y recogimiento en mi. Noto como suelto todo lo que ya no necesito, entregándoselo a la Tierra para que lo transforme en vida, literal y simbólicamente. Mis creencias patriarcales callan. Emerge una nueva conexión entre mi feminidad y mi masculinidad interior, acercándose al equlibrio.
Zumo rojo para la Luna roja.

94- Las creaciones de Aran.

Cuando Aran se enfada y lo manifiesta, lo expresa de una forma explosiva: rompe, tira, salta, pega, grita… nosotros intentamos no reprimirlo y sólo ponemos limites cuando agrede a alguien o al entorno… Cada vez más expresa su rabia sin agredir a nadie, ni a nada… y justo después, cuando ha expresado y ha manifestado la emoción, se pone a hacer cosas creativas: pinta, recorta, engancha, modela… Su energia destructora se transforma en energia creativa… y hace creaciones como ésta.