Tardes de invierno

Este año en Bojons sí hace frío de verdad, el año pasado cuando llegamos el bosque nos recibió con un invierno cálido y acogedor… pero ahora ya estamos hechos a la montaña, el frío y la oscuridad. Aqui no hay luz artificial así que a las cinco y media ya es noche cerrada… Siento que seguimos realmente los ritmos de la naturaleza, el horario del Sol, recogerse cuando hace frío, salir cuando el Sol calienta.

Los niños están más recogidos, introspectivos, prefieren actividades más calmadas, de juego simbólico, individual…sin olvidar algunos momentos de expansión, luchas, saltos y tomberetas, que son niños… jajaja!

Este año con un bebe en casa respetamos mucho más los horarios naturales, nos acompaña en el sentir la vida en medio de naturaleza, donde los árboles ya duermen, los animales se cobijan, donde los insectos hibernan, donde los rayos de Sol son aprovechados al máximo por todos los seres vivos del bosque, incluidos nosotros, porque nosotros ya somos, en Bojons, unos animales del bosque más.

Soy Carlota Sala Rabassa y la maternidad supuso una revolución en mí, y en mi familia. Desde que llegó mi primer hijo, nuestra vida empezó un nuevo camino y ahora soy madre de cinco niños maravillosos que son el motor de cambio y retorno a una vida consciente. Vivimos en medio de la naturaleza y mis hijos no van a la escuela. Soy practicante de la VIDA, y divulgadora del CUIDADO.

¿Te apetece comentar?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.